Centro propulsor de crecimiento espiritual de los feligreses que acuden, especialmente del sur oriente de Bogotá, enmarcada en la experiencia religiosa de piedad popular entorno al Niño Jesús.
Los confesores dispuestos a atender a los feligreses durante todo el día, las asambleas familiares en el territorio parroquial, que permiten la cercanía y acompañamiento al primordial núcleo de la sociedad; la comunión a los enfermos y la pastoral catequética cuya función es acoger a todos aquellos que buscan formación el la fe, así como la preparación para recibir los sacramentos y la Escuela de Catequistas; son los servicios que se brindan a los feligreses.
Además, se cuenta con un gran número de grupos pastorales, que se desempeñan según sus propios estatutos y trabajan por mantener la piedad popular, el amor a la Eucaristía, la devoción a la Santísima Virgen, a Don Bosco.

Somos la Parroquia el Niño Jesús de la Arquidiócesis de Bogotá, una Obra de la OSNJ, animada por Salesianos, Religioso y Laico, adulto y joven, y otros carismas. Nos proponemos, como fuerza eclesial católica inspirada en el evangelio y el Sistema Preventivo de Don Bosco, en un ambiente de piedad popular en torno al Niño Jesús y su espiritualidad, a través de sus múltiples servicios, ser comunidad de comunidades y carismas, y en su tarea de evangelización integral, generar una comunidad de discípulos misioneros, luz del mundo y sal de la tierra, con una fe convertida, convencida, coherente, comunitaria, comprometida, con conocimiento.

Nos comprometemos, desde la vivencia de los valores de nuestro horizonte institucional, los Núcleos del CG 27, y los lineamientos del Plan E de la Arquidiócesis de Bogotá, a colaborar en la construcción del Reino de Dios (”Yo reinaré”).

Ya en 1936 la afluencia de devotos aumentó notoriamente. Ese mismo año el Padre Juan del Rizzo le manifestó al Padre Bertola la necesidad de construir un templo. El Padre Bertola apoyó esta iniciativa y asignó al Padre Julio Caicedo Téllez, para que acompañara el proyecto.

Inmediatamente el Padre Juan del Rizzo junto con el Coadjutor Salesiano Juan Rubiano reúnen a la comunidad del sector y les manifiestan la idea de construir un templo. La idea fue recibida con entusiasmo y se conformaron comités de trabajo. La primera propuesta que presentó el Padre Juan del Rizzo fue rechazada ya que la maqueta presentada, no satisfizo ni al Padre Bertola, ni la Padre Caicedo. La segunda propuesta también fue rechazada pues según el Padre Bertola se excedía en tamaño, “Es muy grande. No es necesario construir un templo tan grande”, le manifestó el Padre Bertola, sin entender del todo la certeza que tenía el Padre Juan del Rizzo de lo que sería en un futuro el Campo San José .

Los planos definitivos fueron diseñados y realizados por los señores Coadjutores Salesianos Juan Buscaglione y Constantino de Castro. Era tan maravilloso y bien proporcionado que de inmediato produjo consenso en todos, tanto en los salesianos como en los habitantes del sector. (Fotografía 9: planos templo)
El 19 de marzo de 1937 se bendijo la primera piedra. La ubicación del templo también fue discutida, incluso ya en 1933 el Padre Pascual Richetta había iniciado la construcción de una pequeña capilla, pero según estudios se determinó que este terreno no era el más propicio para iniciar una construcción de las magnitudes del diseño de Buscaglione y de Castro. Al final se decidió la ubicación del templo en unos terrenos que habían sido donados por doña Ezequiela Ramírez

No fue fácil la empresa. El Padre Juan del Rizzo se dedicó con todas sus fuerzas a recolectar entre devotos y familias pudientes de la capital, el dinero para la construcción del templo.

El Gobierno Distrital atendió las solicitudes que un grupo de habitantes del sector y de salesianos, le hacían para prolongar la línea del tranvía hasta el sector; con esto el número de devotos aumentó dramáticamente y los milagros del Divino Niño Jesús viajaron con más facilidad, lo mismo que el Padre Juan del Rizzo, que todas las tardes tomaba el tranvía rumbo al centro de la ciudad, a pedir limosna para la construcción del templo y sin olvidar nunca a los pequeños del Oratorio .

En 1941, el Padre José María Bertola, toma la difícil decisión de clausurar el antiguo Oratorio San Juan Bosco de Bavaria fundado en 1903 por el Padre Aime y de trasladarlo al Campo San José. En una carta de junio de este mismo año enviada a los Cooperadores Salesianos, manifiesta la importancia que esta Obra tendrá en el futuro de la Sociedad Salesiana de Colombia, pide la colaboración para la terminación del templo que se estaba construyendo y elogia la labor del Padre Juan del Rizzo. “Aquí estamos llamados a cumplir nuestra misión”
La construcción demoró cinco años de fatigas y sacrificios, pero al fin en 1942 se hace la solemne inauguración del templo y se crea la Parroquia Niño Jesús.

Pero el Padre Juan del Rizzo no sólo se dedicó en estos años a la construcción del templo. Se esforzó enormemente en propagar aún más la Devoción al Divino Niño Jesús. Gracias a Jesús Niño, los niños pobres se alimentaban y vestían; reconocía, además, como lo hizo Don Bosco, que a estos pequeños le debía dedicar hasta el último segundo de su vida.

Por esta razón organizó en 1938 “Los Caballeros del Niño Jesús”, grupo integrado por colaboradores y amigos de la obra y que dedicaban sus esfuerzos para ayudar en los programas; creó las “Granjas Agrícolas y Talleres Infantiles del Niño Jesús”, en donde niños y niñas aprendían algún arte para poder defenderse en la vida; conformó la “Schola Cantorum” a cargo de un prestigioso maestro que les enseñaba a los pequeños a tocar el órgano y a acompañar las Eucaristías con gran solemnidad y todos los días después del catecismo, cientos de niños recibían de manos del Padre Juan el pan y el chocolate.
El 12 de marzo de 1942 se crea La Parroquia Niño Jesús y la obra que hasta este momento dependía directamente del Colegio León XIII, adquiere autonomía.

P. Jesús Díaz SDB

Párroco – Director

Es el Director y Párroco de la Obra Salesiana del Niño Jesús desde el año 2017. Oriundo de Cucutilla, Norte de Santander; se ordenó Diácono el 19 de noviembre de 2005 y el 18 de noviembre de 2006 fue ordenado sacerdote por imposición de manos de Monseñor Camilo Castrellón, entonces obispo de Tibú.  Ha desempeñado diferentes cargos de gran importancia para la Inspectoría San Pedro Claver de Bogotá y desde el año 2007 ha estado en cuatro presencias de la Inspectoría y esta se convierte en la quinta presencia que lo acoge:

Cúcuta, Nte. de Santander          Coordinador de Pastoral        2007
Tibú, Nte. de Santander               Coordinador de Pastoral       2008 – 2009
Teologado, Bogotá                       Párroco en San Calixto         2010 – 2013
Tunja, Boyacá                               Director – Rector                    2014 – 2015
Tunja, Boyacá                               Director – Rector – Párroco    2016
Obra Salesiana del Niño Jesús   Director – Párroco                  2017

P. Mario Reyes SBD

Vicario Parroquial y de Santuario

Nació el 6 de marzo de 1941 en Duitama (Boyacá), recibe la ordenación sacerdotal en Benedict Beyrn (Alemania) el 30 de junio de 1968. Tiene una gran trayectoria desempeñando diferentes cargos en la Inspectoría San Pedro Claver tales como:

Colegio Salesiano de León XIII          Director – Rector
Centro Don Bosco                              Rector
Colegio Salesiano Juan del Rizzo      Encargado de Pastoral
Posnoviciado Salesiano                     Director
Instituto Técnico Agrícola Valsálice    Director – Rector
Colegio Salesiano de Duitama          Director – Rector – Párroco
Casa Provincial                                 Vicario Inspectorial
Obra Salesiana del Niño Jesús         Vicario Parroquial y de Santuario

P. Carlos Cubillos SDB

Vicario Parroquial

El Padre Carlos Cubillos nació en el municipio de Fosca (Cundinamarca), inició su formación religiosa en el Colegio Salesiano de Mosquera y en el año 1955 realizó el noviciado en la Ceja (Ant.). Los estudios de Filosofía los realizó en la ciudad de Bogotá entre 1956 y 1958. El 2 de Noviembre de 1965 en Turín (Italia) recibe la ordenación sacerdotal de manos de Mons. Esteban Tinevell.

Ministros Extraordinarios de la Eucaristía:

Los Ministros Extraordinarios de la Eucaristía, son laicos comprometidos el seguimiento de Cristo, a través del ministerio que desempeñan: en la distribución de la Sagrada Eucaristía a los fieles y peregrinos de la Parroquia.

Ministros de la Palabra:

Los Ministros de la Palabra, llamados por Dios para la Proclamación de su Palabra. Se comprometen a ser presencia de Dios para todos los peregrinos que acuden al templo, mediante la profundización de la Palabra de Dios y el testimonio de vida. Realizan sus reuniones de formación los segundos y cuartos sábados del mes de 4:00 a 6:00 pm.

Mamá Margarita:

El grupo apostólico de la Adoración Nocturna tiene como misión velar y orar ante Jesús Sacramentado por las necesidades de la Iglesia y por las intensiones encomendadas. Dentro este grupo se encuentra los colectores, que son los encargados de recoger la ofrenda de los fieles y la distribución de la hoja dominical. Los primeros sábados tiene su reunión preparatoria de formación y el segundo sábado del mes vigilia de oración toda la noche en la Capilla de Sagrario.

Casa de la Fraternidad:

La Asociación del Sagrado Corazón es un grupo apostólico de Laicos, dedicado principalmente a promover la devoción y Amor al Sagrado Corazón de Jesús, como centro de su Vida Cristiana promover la devoción y Amor al Sagrado Corazón de Jesús, como centro de su Vida Cristiana todos los días una hora ofrecida como reparación por los pecados del mundo y pedir por los gobernantes y Sacerdotes. Todos los primeros viernes del mes tienen su reunión de formación y Hora Santa, con la Lectio Divina, todos viernes de 9:00 a 10:00 am.

Damas y caballeros del Santo Sepulcro:

La Asociación de Damas y Caballeros del Santo Sepulcro es un grupo de laicos que prestan sus servicios en la Parroquia del Niño Jesús en la organización de las procesiones e imágenes de Semana Santa, Fiesta de María Auxiliadora y la Fiesta Patronal del Niño Jesús. Tienen su encuentro mensual de formación y asuntos los cuartos domingos de 10:00 a 11:00.

Legión de María:

La Legión de María participa en el proceso de formación espiritual, tiene como misión servir a la Iglesia en la labor pastoral e infundir el amor a la Santísima Virgen y la promoción y devoción del rezó del Santo Rosario en las Familias y acompañamiento a los enfermos. Se reúnen todos los jueves de 2:30 a 4:00 pm.

Encuentro parroquial de parejas:

El encuentro de parejas que se realiza mensualmente en la Parroquia los terceros sábados de cada mes tiene como objetivo, Fortalecer a las parejas, mediante el crecimiento en el amor e intercambio de experiencias, en un ambiente de confianza y escucha, para que se comprometan en su proyecto de pareja en una nueva y renovada experiencia de amor y donación total. los encuentros de pareja se realizan los terceros sábados de cada mes de 7:00 a 8:30 pm.

Escuela de Catequista:

La parroquia cuenta con personas comprometidas en el trabajo en los sectores en su mayoría son personas que tienen su compromiso en algún grupo apostólico, que acompañan y motivan a la participación a las actividades pastorales de la parroquia y la organización de las mismas.

Antorchas Dominicanas:

Este grupo, está conformado por chicas entre los 10 y 15 años, quienes se reúnen los primeros y tercero sábados de cada mes de 3:00 a 5.00 pm. Siendo sus encuentros una oportunidad de compartir y crecer juntas, suscitando espacios para la oración, el trabajo en equipo, la realización de talleres, la recreación y diversas actividades, todo esto en búsqueda de una formación humano – cristiana.

Sembradores de Paz:

El grupo de sembradores de paz, está conformado por niños y adolescentes entre los 3 y 13 años, en tres sectores de la parroquia, quienes participan de las diversas actividades fundamentación bíblica y temas de acuerdo al año litúrgico.
Tienen como misión ser constructores de paz en su familia, colegio y barrio. Se reúnen todos los viernes de 7:00 a 8:30 pm.

Servidores del Altar:

Está conformado por niños y jóvenes entre los 6 y 22 años, se servicio lo prestan en el altar en as celebraciones eucarísticas.
Están insertos en un itinerario de formación para llevar de manera adecuada y digna su ministerio en el altar. Se caracterizan por ser niños y jóvenes piadosos, alegres, serviciales responsables y obedientes; se procura que los integrantes del grupo sean los mejores estudiantes en sus colegios, porque deben ser niños ejemplares para sus compañeros, amigos y familiares.

Escuela de Catequista:

La parroquia cuenta con personas comprometidas en el trabajo en los sectores en su mayoría son personas que tienen su compromiso en algún grupo apostólico, que acompañan y motivan a la participación a las actividades pastorales de la parroquia y la organización de las mismas.

 

Nuestro fin es trabajar para lograr la liberación integral del hombre (del pecado personal y social por la comunión con Dios y con los demás), fortalecer los valores de la solidaridad, fraternidad y la justicia. Encaminados a transformar la sociedad y alcanzar una civilización de amor.

Pastoral Catequístico:

Somos un equipo conformado por FMA (Religiosas de María Auxiliadora) y laicos comprometidos en el seguimiento de Jesús, con el carisma salesiano para generar y acompañar itinerarios de fe de los Niños, Jóvenes y adultos que acuden al Centro Catequístico, para que se conviertan en multiplicadores del Mensaje de Jesús e incidan positivamente en la transformación de su ambiente.

Pastoral Litúrgica:

Somos un equipo de laicos y religiosos, que nos proponemos dar mayor solemnidad y dinamismo a las celebraciones litúrgicas de la Parroquia el Niño Jesús; comprometiéndonos, para ello, a dedicar tiempo, empeño y formación.

Pastoral de la Comunión:

Desde esta Pastoral se apoyan los procesos de:

1. Formación y acompañamiento de los grupos apostólicos
2. Coordinación de las EPAP
3. Acompañamiento a los grupos de animación de los sectores parroquiales
4. Pastoral Juvenil

Pastoral Social:

Es una de las grandes pastorales de nuestra Obra, enfocada al servicio caritativo social desde la perspectiva del evangelio y la doctrina social de la Iglesia. Es una actitud de servicio concretada en acciones diversas por la cual, la Iglesia se hace presente en la sociedad, en sus integrantes y en sus estructuras para orientar y promover el desarrollo integral de las personas y comunidades de acuerdo a los principios evangélicos.

Pastoral Educativa:

Animamos la pastoral educativa en las instituciones educativas presentes en el territorio parroquial, formando multiplicadores en cada una de ellas, le dedicamos tiempo, empeño y formación.
Buscamos seguir consolidando discípulos misioneros con una fe fortalecida y comprometida que incida en el crecimiento de la Parroquia como Comunidad de comunidades, desde las intervenciones propias de la Pastoral Educativa.

Galería